lunes, 1 de febrero de 2010

FLORES PARA VOSOTR@S

  Gracias a tod@s por vuestros comentarios. Es reconfortante saber que estáis ahí.
  Bendito el día que me tropecé con el blog de Perséfone, leyendo algunas cosas sobre la polio. Ya sabéis cómo es google, que con las palabras te lleva a veces a páginas insospechadas.

  Me tropecé con ella y a través de su página os fui conociendo a tod@s. A ti Leonor, que con tus hadas me llevaste a pasear por tus dos blogs ; a ti Paco, que con tus interesantes escritos, hiciste que volviera cada día a leerte; a ti  Bidawe, tan llena de vida; a Bego, que un día al abrir mi página, me sorprendió con su comentario; a Yolanda, que me ayudó con el fondo de mi blog; a Rosa, entregando siempre su amistad; a Mariajo, que tan bien nos informa a través de su blog "Mi estrella de mar"... En fin a tod@s  estas personas y a tant@s otr@s que voy conociendo poco a poco.
  Como ves tengo mucho que agradecerte, sí a ti, Perséfone. Una persona a la que admiro desde aquí, por lo que escribe, por lo que dice y por cómo lo dice, por tener siempre la palabra adecuada y justa y por las coincidencias que intuyo entre líneas. Cuando te leí aquel día era como ver mi día a día. Quizá porque ante adversidades parecidas, intentamos sobrevivir de foma similar o por cosas del Olimpo, quién sabe.       
 
  A los demás, que aún sin tener ningún blog, os acercáis al mío a dejar vuestro granito de arena, gracias.
  A Berta, por salir a mi encuentro nada más enterarse que había hecho un blog.
  A Rafa, por ser mi compañero en las alegrías y en las penas, en nuestra lucha diaria, por alentarme a hacer este espacio y por sus comentarios, tan verdaderos e importantes para mi.
  A Angels, mi hermana en la vida real, qué decirte que tú ya no sepas. Siempre tendré presente que tú fuiste la primera, que el tuyo fue el primer comentario que recibí en mi blog. No olvidaré tampoco que fuiste tú la que me regalaste esta ventanita al mundo, este portátil que me ayuda a vivir.
  A mi sobrino Nico, por aguantarnos a su madre y a mi cuando nos surgen las dudas sobre internet y nuestras cuentas de google.
  A mi hija mayor Marina, que entre la timidez y la valentía hace comentarios tan bonitos. 
  A mi pequeña, Marta, que por cuestiones de la edad sólo se ha atrevido a colocarse con su avatar favorito, entre mis seguidores.
  A Alex, ese "hijo adoptivo", que tengo desde hace ya más de un año, le agradezco infínitamente que en su momento me ayudara a hacer este blog. Sin su ayuda esto no sería posible.
 
                           A tod@s gracias y un abrazo.


10 comentarios:

Anusky66 dijo...

Hola Atenea , que preciosa entrada y cuanto cariño desprende .Venía para agradecerte tu comentario en mi blog . Un besazo

Perséfone dijo...

Dios (Zeus), cómo me has emocionado! créeme. Qué derroche de generosidad!

Gracias, amiga, hermana, por lo que respecta a tus palabras para conmigo. No sabes cómo me alegro haberte despertado el interés a iniciar este blog (a mí me pasó igual cuando descubrí el blog de Leonor). Lo has convertido en un rincón cálido donde me gusta encontrarme con "conocid@s" y con su excelente anfitriona.

Muchos besos y un abrazo fuerte, fuerte.
PD: sí, tenemos mucho en común.

Atenea dijo...

Muchas gracias por visitarme Anusky, encantada de que hayas venido a mi rinconcito, espero verte pronto por aquí.
Perséfone, gracias a ti por venir una vez más a mi blog. Como siempre tus palabras son como un bálsamo para mi.
Un abrazo

Angels dijo...

Que entrada más bonita!!, cuantas palabras cariñosas tienes para todos.
Eres una persona muy agradecida con lo minimo que se te hace.

Me siento muy bien sabiendo que mi granito de arena ha servido para hacerte felíz aunque sólo sea en momentos.
Intento corresponderte en la medida que me es posible, yo también recibo mucho de ti.

Que alegría de ver con la ilusión que poquito a poquito vas construyendo un lugar donde los que te visitamos sentimos tanto calor humano, tanto sentimiento, tanto cariño.

Gracias a ti por hacerme un huequito en tu vida.
Te quiero

rafaplaza dijo...

Que puedo decirte que no sepas, sabes que siempre estoy a tu lado.Hemos decidido recorrer este camino juntos...
Quiero que sepas lo importante que eres en mi vida y quiero que te sientas importante...Nena tu vales mucho (pero mucho, mucho)
ya va siendo hora de que te lo creas.

te quiero ( for ever)

Yolanda dijo...

Gracias querida Atenea.
Preciosas palabras.Aquí seguimos contigo.
Un abrazo.

Berta dijo...

Gracias a ti Atenea y a Rafa por todo vuestra paciencia, apoyo y cariño, os debo la vida y el poder seguir cuidando de mi familia, siempre podreis contar con nosotros.

Leonor dijo...

Gracias a ti por ser como eres... Cariñosa y estupenda. Y por escribir de esta forma tan sincera y bella que tienes.
Me alegro mucho de que Perséfone y mis haditas te llevasen hasta mi pequeño rincón, pues creé mi blog precisamente por eso, para no estar ni sentirme sola, y doy fe de que lo he conseguido. Gracias a vuestros escritos puedo comparar y sentir que hay otras personas a las que les está pasando lo mismo que a mi, y esto aunque no solucione el problema, sí que lo aligera y mucho.

Un abrazo bien grandote desde mi corazón,
Con cariño
Leonor

Perséfone dijo...

Cariño, ¿has hecho algo con tu blog? En mi escritorio aparece una nueva entrada tuya de hace un día, y cuando entro, aparece esta. (?)
Besitos

Bego dijo...

Hola Atenea, que bella y cariñosa entrada esta, gracias por incluirme en ella, me has emocionado, me pareces una persona de muy buen sentimiento, gran valor y corazón.

Un abrazo.

Publicar un comentario