miércoles, 10 de febrero de 2010

LAS ACERAS DEL DOLOR


Por las aceras del dolor camino desde siempre, desde niña.
No he vivido en otras calles,  ni he transitado otras aceras.
Las aceras del dolor son frías, oscuras y hacen daño a quien pasea.
Sus bancos sombríos  invitan a hundirse en la dureza de su asiento.
Me he acostumbrado a vivir en mi calle,  
"calle del aguanta aunque no puedas",
sin otra compañía que mi amigo el cansancio y mi torpe caminar.
Alguna vez he recorrido otras calles sin dolor, pero de paso, de puntillas,
mi paseo ha sido corto, efímero.
Nada más empezar a caminar, venía a por mi el guardián de mis aceras.
Las aceras del dolor no entienden de buenas filosofías, ni de propósitos,
no quieren paseantes atrevidos, valientes, que limpien la calle de espinas.
Si alguien se atreve y se rebela es silenciado con dolor y más dolor.
En mi calle las tiendas son iguales aún con distinto escaparate,
en todas se venden caramelos de colores para aliviar los dolores del aire,
enrarecido por la bruma
Unos son azules  para la "fibro", otros son naranjas para las piernas,
rojos para el estómago,  de dos colores para el cansancio,
los hay también blancos para el dolor del alma...Otros son...
En mi calle nada va a cambiar, lo sé,  seguiré recorriendo sus aceras,
seguiré viviendo aquí, en la calle "del camina hasta que puedas".


22 comentarios:

Perséfone dijo...

Me gusta cómo escribes, pero hoy te noto muy derrotada.
Es muy bello cómo lo cuentas, pero rezuma tristeza por cada adoquín.
Déjame acompañarte por tu calle, la mía. Somos vecinas del mismo vecindario. No miremos los bordillos, sino hacia arriba para ver el cielo y las nubes y los pájaros...

Buenas noches. Felices sueños.

Angels dijo...

Quien no camina por la calle del dolor?

Unas veces en solitario...
Otras de acompañante, con algún alma inocente que se empeña en encontrar una calle alegre, llana y sin baches.

Y sí... encontramos esos caramelos de colores que te endulzan, te alegran, te confían, pero otra vez vuelta a la misma calle, una y otra vez.

No te rindas paseemos... un banco, un descanso y un caramelo, da igual del color que sea.

Te quiero.

Atenea dijo...

Gracias Perséfone, Angels. Sí es cierto, estoy un poco derrotada, perdonad mi tono triste, pero es que llevo un mes sin salir de casa y las paredes empiezan a pesarme. Este invierno está siendo muy duro, el dolor me ha ha acompañado todos los días de una forma muy intensa.
Yo convivo con el dolor siempre, pero hay épocas que me sobrepasa y por muchos caramelos de colores
que tome, el permanecer en casa es imprescindible.
Todo es cuestión de tener paciencia, esperar a que mejore un poco el tiempo y entonces saldré de nuevo a la calle, poquito, pero lo suficiente como para sentir que he respirado otros aires.
Perséfone, gracias por acompañarme, con vecinos como tú es más fácil mirar al cielo.
Angels, tu vida y la mía son paralelas, ambas caminamos por la calle del dolor, hemos visitado otras calles, pero hemos vuelto demasiado rápido a la nuestra. Debes sentirte satisfecha de haber ido muchas veces de acompañante. Has sabido entregar siempre lo mejor de ti, a pesar de tener a veces razones para no caminar.
Prometo no rendirme, aunque hoy esté algo derrotada. Esto es sólo un paréntesis para tomar impulso.
Gracias a mis dos hermanas, a ti perséfone, mi hermana en Zeus y a ti Angels, mi hermana en esta vida que nos tocó llevar. ¡Vaya trio que hacemos, cuando nos vean juntas por "mi calle", saldrán corriendo, el dolor, los caramelos y hasta los bancos(je,je,je). Permitidme este punto de humor.
Un beso y un abrazo grande, muy grande.

rafaplaza dijo...

Lo triste es andar solo por esas calles.

En esas calles te busco y te encuentro,en los escaparates se refleja tu cuerpo casado,que no quiere reconocerse en su sufrimiento...

Siempre , siempre a tu lado, por estas calles que transitamos.

Esas calles ,también son mis calles, también son mis aceras,mi barrio , mi vida entera .... todo lo que soy, tu amor, tu entrega...

Y cuando te veas reflejada en las escaparates, a tu lado, siempre a tu lado tendiendo mi mano me veré por siempre reflejado.

Con todo mi amor.

Poseidón dijo...

..escucha una buena musica para relajarte y veras como te va mejor o tal vez unas lecturas de algo que te guste tb y te ayude.

abrazos

Perséfone dijo...

Bueno, mi niña, hemos quedado en que la calle no es tuya, así que no me valen ni siquiera las comillas. Y si salen corriendo el dolor, los caramelos... peor para ellos y mejor para nosotras (jeje).

Está a punto de terminar el día de hoy. Seguro mañana amenece el día más despejado de nubarrones y te apetece escribir algo que te anime. Yo vendré a visitarte.

Besos

Atenea dijo...

Rafa, tienes razón si andara sola sería aún peor, pero ya sabes que me entristece también
causarte dolor. Ya sé que elegiste estar a mi lado y yo al tuyo, pero no puedo evitar sufrir por los demás.
No te preocupes, sabes que llevo unos días "estropeadilla", pero pronto pasará el mal tiempo y estaré mejor.

Un beso

Atenea dijo...

Poseidón, gracias por tus sabios consejos y bienvenido a "mi casa". Disculpa mi tono un tanto triste, pero es que el tiempo de este invierno me está jugando malas pasadas.
Yo convivo siempre con el dolor, pero hay días que se lleva mejor y otros peor y hoy ha sido un día raro y gris.
Espero verte pronto, será para mi un placer que pasees por aquí.
Un abrazo

Atenea dijo...

Perséfone, tendré en cuenta que no es sólo mi calle y que tengo vecin@s como tú que pasean conmigo.
Yo espero que mañana el tiempo me acompañe un poco más que hoy y que se vayan los nubarrones de una vez por todas.
Me alegra saber que vendrás a visitarme, así que intentaré escribir algo más bonito que nos alegre un poco a tod@s.
Un beso y un abrazo grande

Perséfone dijo...

Guárdame tus mariposas, que yo te traeré la primavera.

Felices sueños.

rafaplaza dijo...

te quiero

cuchu dijo...

Hola atenea, tu comentario en mi blog es un apoyo, como el de persefone y todos los demás...te lo agradezco mucho cielo. A partir de ahora te sigo tu blog, y si no te importa pongo tu enlace en mi lista de blogs de fibro y enfermedades raras....
me ha gustado mucho tu escrito.

un besito

Atenea dijo...

Cuchu, bienvenida a mi blog, yo también agradezco tu visita y claro que puedes poner mi enlace en la lista de blogs de fibro...
Vuelve siempre que quieras, aquí estaré.
Un beso

Perséfone dijo...

Te prometí que vendría a visitarte. Aquí me tienes. Pero veo que aún sigues en "las aceras del dolor". Espero que hoy el día haya ido mejor que ayer.

Besitos

Atenea dijo...

Perséfone, gracias por venir de nuevo a visitarme. El día ha ido algo mejor, aunque todavía quedan algunas cenizas repartidas por los adoquines, pero poco a poco iré barriendo la calle, sólo necesito un poquito más de tiempo para que el dolor sea algo más llevadero.
Te guardaré mis mariposas.
Un abrazo y un beso

Rosa dijo...

……..........(¯`v´¯)
.…….......(¯`(♥)´¯)
.……........(_.^._)
……..............I/ ¸.ª
.................“ªI ¸.ª“˜¨
....................I/ ¸.ª¨...(¯`v´¯)
................“ªI ¸.ª“˜¨.(¯`(♥)´¯)
.….....¯¨˜“ª.I/´ª¸....../(_.^._)
.…...“ª¤....¤ ª“˜¨¸.¤ª“/˜¨¨¯
.…¯¨˜“ª¤.¸°¸.¤ª“˜¨¨¸°¸.¤ª“˜¨¨¯  
.¸(¯`’•.¸(¯`’•.¸.•’´¯)¸.•’´
)¸.•’´¯) :-)....¤ª“˜¨¨¯¯¨¨˜“ª¤ير...

Buen fin de semana para todos..
¸.•*♡¸.•*♡¸.•*♡¸.•*♡¸.•♡¸.•*♡¸.•*♡¸.•*♡¸.•*♡
Un besito Rosa

Atenea dijo...

Rosa, muchas gracias por venir a visitarme
y por las flores y los corazoncitos, espero que estés bien dentro de las circunstancias.
Que tengas tú también un buen fin de semana.

Un beso y un abrazo

Perséfone dijo...

Venía a ayudarte a barrer la calle, que con el viento que hace... a preguntarte cómo has pasado el día... a preguntarte si habías recibido el correo privado que te envié anoche... a desearte felices sueños, porque yo pronto me iré a la cama... a mandarte besos y achuchones.

Bego dijo...

Leyendo todo lo anterior, te deseo y espero que estés más animada.

Te deseo un feliz día.
Un beso.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Me gustan las amriposas, el contenido y ese tono de amor que exuda tu post

Un saludo desde Colombia

Perséfone dijo...

Hola Atenea, gran diosa y hermana.
Una vez más vengo a desearte felices sueños, y a mandarte un chorro de energía de la buena, al son de tu campanita.

Besossss

Leonor dijo...

Sencillamente precioso este escrito. Se nota que salió del alma, un alma cansada pero bella y magnífica.
Me parece que en esta calle vivimos unas cuantas... :) Menos mal que somos vecinas junto con Perséfone, si no, nos sentiríamos muy solitas, así al menos podemos pasear juntas y reirnos de nuestro reflejo en los tristes y feos escaparates.

Un abrazo mi cielo,

Publicar un comentario